Post destacados

Luchar contra Mercadona no es tu batalla
El uso de WhatsApp en las empresas
Básicos de gestión de un supermercado
Cliente satisfecho WhatsApp en las empresas Básicos de gestión de un supermercado
Estrategia de negocio / Posicionamiento
Proyectos / Comunicación
Gestión de negocio / Principios básicos



Focaliza tu empresa a las necesidades del cliente
Focaliza tu empresa: ventas y margen
Gran Consumo: Básicos de gestión económica del surtido
Focaliza tu empresa Focaliza, ventas y margen Gestión económica del surtido
Estrategia de negocio / Retail Estrategia de negocio / Retail Gestión de negocio / El surtido

Anocheciendo en Playa Velilla

Después de tres días encerrado en la casa ya no podía más,… y salí a dar una caminata, hasta Velilla.

Salí tarde, sobre las 19:15, y  ya por la Punta de la Mona el Sol se ponía.

Me apetecía correr, así que inicié la caminata con un ligero trote hasta el Parque de Los Marinos, donde los pájaros que se habían recogido piaban despiadadamente. En los higuitos del parque tienen sus casas, sus niditos, miles de pajarillos, y hoy parecía que pronosticaban la llegada de … pío, pío, pío,…

Llevamos varios días que este verano de los membrillos está resultando espectacular. El Sol brilla, apenas corre una ligera brisa, por las tardes refresca algo pero sin llegar al frío del otoño, más bien parece que estamos en las Islas Canarias. No estamos en Canarias, estamos en la Costa Tropical y ahora estamos en plena cosecha de la chirimoya.

Conforme avanzaba en mi caminata, a marcha forzada, a veces trotando, desde San Cristóbal hasta la Playa del Pozuelo, iba anocheciendo. Así que cuando me aproximaba a Velilla, ya hacía media hora que el Sol se había puesto, y empezaba por el Barranco de Enmedio a emerger la Luna.

Imagen003

Hoy era el día de las fotos, las fotos de las cámaras de los teléfonos móviles. Durante el trayecto, tanto a la puesta de Sol como a la llegada de la Luna, muchos transeúntes realizaban sus fotos, unos por la vista inigualable del cerco rojo del Sol caído sobre la Punta de la Mona, otros por el reflejo sobre el mar – lago, hoy más bien – de la Luna. Otros, parejas de jóvenes, se hacían fotos utilizando de telón de fondo los reflejos, tanto de la puesta de Sol como de la Luna. ..¿ me hace usted una foto ?

Estar tres días de fin de semana encerrado, pensando, trabajando, analizando, montando un informe, no tiene precio, sobre todo porque al final la recompensa es moral. No hay precio, no hay pago por un trabajo extraordinario, sólo hay la recompensa de un buen trabajo, de sentir que se ha hecho algo grande, algo importante, … lo de menos es que al final te lo reconozcan.

Dentro de diez días, el trabajo, el informe se habrá parido, y vendrá el resacón… siempre igual.

Cada trabajo extraordinario, especialmente cuando sobrepasa mis conocimientos, cuando no tengo un modelo definido de antemano, es un reto. Como en todos los retos, en todos los sobreesfuerzos, conforme se avanza se van adquiriendo conocimientos, conocimientos que me engrandecen y que luego puedo aplicar en otros trabajos.

Sin estos trabajos extraordinarios, sin estos sobreesfuerzos, no me habría actualizado en mis conocimientos y no habría progresado… así que benditos sean los que me encargan estos BUENOS TRABAJOS.

Muchas gracias, señores, por vuestros encargos.

Bueno, el crono no estuvo mal 1:45’ … y de paso un cucurucho de pasas de Capri.

Etiquetas de Technorati: ,

Si te gustó el artículo, ayúdame a distribuirlo

¿Quieres recibir los artículos en tu bandeja de entrada? Si, Suscríbeme

Publicar un comentario