Post destacados

Luchar contra Mercadona no es tu batalla
El uso de WhatsApp en las empresas
Básicos de gestión de un supermercado
Cliente satisfecho WhatsApp en las empresas Básicos de gestión de un supermercado
Estrategia de negocio / Posicionamiento
Proyectos / Comunicación
Gestión de negocio / Principios básicos



Focaliza tu empresa a las necesidades del cliente
Focaliza tu empresa: ventas y margen
Gran Consumo: Básicos de gestión económica del surtido
Focaliza tu empresa Focaliza, ventas y margen Gestión económica del surtido
Estrategia de negocio / Retail Estrategia de negocio / Retail Gestión de negocio / El surtido

Las chicas de Vueling

Las azafatas de Vueling bien merecen un monumento.

El vuelo de las 13:10 IB5675 de Las Palmas a Málaga fue atrasado, en principio una hora, y después una vez embarcados - dentro del avión - casi dos horas por problemas de tráfico. La situación meteorológica del Norte – España y Europa – está produciendo un auténtico caos en el tráfico aéreo.

Ya en el aeropuerto el vuelo parecía que iba a estar divertido. Varios niños de entre 3-8 años, corrían y chillaban en la Puerta de Embarque sin que sus padres pudiesen ponerle coto.

… qué bonito, entre ellos iban mellizos, y recordé aquellos tiempos pasados como padre de GEMELOS, … que era y sigo siendo.

Íbamos con cierto atraso, desde la 13:10 y no había almorzado, con lo que esperaba tomar algo en el avión.

Aproximadamente a las 14:00, embarcamos…

¡ Oh ! … el mismo Pasaje que me llevó a Las Palmas es el que me trae, las mismas azafatas, las mismas chicas de Vueling. Su centro de trabajo es el cielo.

Ya en el viaje de ida, estas señoritas mostraron una templanza a prueba de bombas , especialmente CARMEN que es la que mantenía el orden con un perrito que sus dueños tenían delante de mi asiento. Bueno, del perrito y sus dueños mejor no hablar, pero a mí, a los que había a mi alrededor, a las azafatas, … nos dio el viajecito. Imaginad la ida, con 3 perritos y unos pocos niños pequeños … casi que se comunicaban distribuidos por el avión … unos ladraban, otros chillaban, gritaban,… todos eran pequeños. De dormir, NADA.

Bueno, las chicas de Vueling nunca perdieron la compostura. Cada una controlaba la parcela que tenía asignada, dando conversación, quitando hierro, acallando ladridos o gritos, ofreciendo chocolatinas a los niños, etc… Bueno, llegaron a normalizar la situación.

La vuelta, y la hora en que se produjo, invitaba a dar una cabezadita, eran las 16:30… eso pensaba, YO. Nada más lejos de la realidad, dio la coincidencia que entre los asientos delanteros de las dos filas en las que viajaba iban 5 niños, de entre 3-8 años, uno muy inquieto, voraz, nervioso, … Ya unos hermanos discutieron entre ellos, llorando por querer ir en ventanilla, … los padres abrumados por el espectáculo,… y para ello CARMEN, que reubicó a pequeños con mayores en ventanilla… y a partir de ahí, el calvario.

Tener dos horas a niños encerrados, a la hora de almorzar, es titánica tarea. Manos a la obra, las chicas de Vueling a controlar. Ayuda a las visitas al BAÑO, visitas a la Cabina para ver a Alberto Herreros ( bueno, el otro Alberto Herreros, no el de los triples ), reparto de chocolatinas, muchos besos a los niños, muestras de cariño, reparto de agua… mucha paciencia, muchísima paciencia.

Bueno, dar la cabezadita, poco, poco, aunque tuve algún momento FELIZ … y al abrir los ojos, me puse a repetir, CAFÉ, CAFÉ, CAFÉ … al igual que el niño que pedía insistentemente ¡mamá, quiero comer!, ¡mamá, quiero comer!, ¡mamá, quiero comer!, ¡mamá, quiero comer!, ¡mamá, quiero comer!, ¡mamá, quiero comer!, … luego, mamá ese bocadillo no me gusta, tiene tomate, lo odio, lo odio, lo odio,…

De pronto, entre abre y cierra los ojos, alguien me pone un CAFÉ … las chicas de Vueling, me habían salvado. El primer Café, el segundo Café y añadí la pastillita para el dolor de cabeza que de forma incipiente se iniciaba.

Las chicas de Vueling no se cómo controlarán las situaciones de ALTO RIESGO, pero controlar el pasaje en situaciones diarias y con las fierecillas que parecen ir normalmente en pasaje … CHAPEAU.

Bueno, señoritas, a GABRIELA, ANA MARÍA, VANESA y CARMEN… chicas de Vueling… muchas gracias por vuestras atenciones.

¡ FELIZ NAVIDAD ! … y que hagáis muchos viajes …


Si te gustó el artículo, ayúdame a distribuirlo

¿Quieres recibir los artículos en tu bandeja de entrada? Si, Suscríbeme

Publicar un comentario