Post destacados

Luchar contra Mercadona no es tu batalla
El uso de WhatsApp en las empresas
Básicos de gestión de un supermercado
Cliente satisfecho WhatsApp en las empresas Básicos de gestión de un supermercado
Estrategia de negocio / Posicionamiento
Proyectos / Comunicación
Gestión de negocio / Principios básicos



Focaliza tu empresa a las necesidades del cliente
Focaliza tu empresa: ventas y margen
Gran Consumo: Básicos de gestión económica del surtido
Focaliza tu empresa Focaliza, ventas y margen Gestión económica del surtido
Estrategia de negocio / Retail Estrategia de negocio / Retail Gestión de negocio / El surtido

Y septiembre llegó también a Almuñécar

Ya está aquí septiembre, de triste recuerdo en Almuñécar por la tromba de agua de hace 3 años que se cobró una vida.
No deja de ser como otros septiembres. La mar de levante, con ligero viento de poniente. La arena de las playas empieza a desaparecer, se empiezan a ver las primeras piedras, las mareas hacen su trabajo.
Los turistas empiezan a escasear. Muchos acabaron sus vacaciones. Otros parece que se esconden, se esconden del viento, en sus apartamentos, bajo las sombrillas, en las recalas,… esto no es más que el anuncio del “verano de los membrillos”.
El “verano de los membrillos” suele ser un verano para turistas tranquilos, para disfrutar, para dejar el estrés de la ciudad atrás. La mayoría de locales de hostelería siguen aún abiertos, y los camareros se vuelcan en atenciones con sus clientes. Para que este “verano de los membrillos” sea redondo, hay que pedir al tiempo, al de más allá, que no haga viento, que no explote el poniente…
Por Almuñécar todo sigue igual. Bueno, no todo. Ya se acaban las obras de los aparcamientos de Paseo de Playa de San Cristóbal y de Paseo de Playa de Velilla después de más de tres años. También finalizaron las obras del espigón de Velilla.
image image
Paseo de Playa Velilla Paseo de Playa de San Cristóbal
Durante estos tres años, los bares, los restaurantes, los hoteles se vieron especialmente afectados, amén de los turistas que nos visitan que se vieron obligados a sufrir molestias en su período de vacaciones, cuando venían demandando paz y tranquilidad.
Señor Alcalde, por qué no una fiesta… no de inauguración, sino de celebración de fin de obras, de desagravio a nuestros turistas, a los vecinos residentes, a los trabajadores que lo hicieron posible ( albañiles, jardineros, transportistas, …), a la empresa promotora,… Todos se lo merecen.
Y ahora, a trabajar para impulsar la economía. Ya no hay trabas que enturbien la llegada de turistas. Las mejoras que introduce la remodelación de los paseos son dignas de ser divulgadas.
Al final, este septiembre como todos. Después del cohete, de la traca de fin de fiestas, los turistas empiezan a salir, y a primeros de septiembre la radio local nos repite las ofertas de empleo para empaquetadores, para recolectores, … de chirimoya...
La vida sigue en el paraíso… o eso pensamos algunos http://twitter.com/fonduchristelle
image

Hasta pronto.


Si te gustó el artículo, ayúdame a distribuirlo

¿Quieres recibir los artículos en tu bandeja de entrada? Si, Suscríbeme

Publicar un comentario