Post destacados

Luchar contra Mercadona no es tu batalla
El uso de WhatsApp en las empresas
Básicos de gestión de un supermercado
Cliente satisfecho WhatsApp en las empresas Básicos de gestión de un supermercado
Estrategia de negocio / Posicionamiento
Proyectos / Comunicación
Gestión de negocio / Principios básicos



Focaliza tu empresa a las necesidades del cliente
Focaliza tu empresa: ventas y margen
Gran Consumo: Básicos de gestión económica del surtido
Focaliza tu empresa Focaliza, ventas y margen Gestión económica del surtido
Estrategia de negocio / Retail Estrategia de negocio / Retail Gestión de negocio / El surtido

España atacada por manadas de lobos


"La principal actividad que se lleva a cabo en la manada es la caza. Las tareas están designadas previamente a cada individuo. Una de las ventajas de los lobos es su resistencia, por eso, a la hora de cazar será su baza para agotar a su presa y así capturarla"
(Fuente:anipedia.net).

Cada día España se parece más a un territorio de caza, un territorio donde cada manada de lobos sale de caza cada día. Son pacientes, constantes y muy resistentes a los envites, saben esperar para dar el zarpazo y cobrarse su presa.

En su territorio no tienen competencia, son los más fuertes y su crecimiento como manada lo determina la cantidad de comida que son capaces de obtener.

España y sus autonomías cada vez se parecen más a los territorios de caza de las manadas, donde unos políticos henchidos de patriotismo claman por su independencia, independencia para administrar los recursos que son capaces de extraer a sus contribuyentes o que les llegan vías transferencias desde el estado central, y distribuirlos a su antojo o según su prioridad de partido en el poder.

El estado central es como el bisonte amenazado de la foto, se defiende como puede, pero sabe que va a caer en las pezuñas de su depredador.

Da pena pensar como en un mundo globalizado, en una Europa que tiende a la unión monetaria y fiscal, nuestras autonomías quieran ir por libre. Muchas reclaman derechos históricos de países inexistentes, o del medievo, o de épocas remotas, no entienden lo bueno de la unión, de la fuerza del conjunto frente al mundo globalizado. Esta cortedad de miras de su "casta política", con la demagogia y el victimismo de que son propios, y el apoyo de unos ciudadanos que se dejan embaucar, no traerá nada bueno a ninguno de los habitamos en este país.

España ocupa el 13º lugar en el mundo por volumen de PIB, un 1 billón de euros. ¿Cómo sobrevivir con niveles de 198.000 millones de euros, o de 67.000 millones de euros en el contexto global?

Bien es verdad que hay países en la Unión Europea con niveles similares, pero no es menos cierto que separarse del resto no creará más que sobrecostes, a las familias y a las empresas. Los sobrecostes del nuevo mini-estado, de los servicios a asumir, deberán ser sufragados con los impuestos pagados por sus ciudadanos, para entrar en competencia de igual a igual (o en desigualdad) con otros países de mayor tamaño, de mayor PIB. Al final perderán relevancia, perderán mercado, tendrán superestructuras inasumibles, caras, no competitivas, y llegará la decadencia... no serán representativos en el contexto global.

En un mundo globalizado, al igual que en las empresas, sobreviven los países de mayor tamaño (mayor mercado interior), los que presentan menores costes de funcionamiento, o los que se especializan en un nicho de mercado de alto valor añadido. Posiblemente, algunos de nuestros políticos quieran volver al medievo, a los mercados locales, donde eran los amos y señores. Pero estos políticos no son tontos, piensan que Europa los acogerá en su seno, ninguna manifestación les hace ver lo contrario.

¿Alguien piensa que las grandes empresas están deseosas de invertir en pequeños mercados? La grandes empresas, las mejores empresas, invierten en grandes países (grandes mercados) donde la libertad del individuo es reconocida, los derechos de instalación y la circulación de mercancías están garantizados, existe un ordenamiento jurídico coherente, y donde el reconocimiento de la propiedad privada es indiscutible. A pequeños países, a reinos de taifas, a donde la política se inmiscuye en todo ... mejor no acercarse.

Políticos, este es mi mundo, el mundo de muchos españoles. Usad vuestra inteligencia,  dejaros de partidismos, y poneros a trabajar por todos y para todos !YA!


Francisco Fernández Reguero

Si te gustó el artículo, ayúdame a distribuirlo

¿Quieres recibir los artículos en tu bandeja de entrada? Si, Suscríbeme

Publicar un comentario