Post destacados

Luchar contra Mercadona no es tu batalla
El uso de WhatsApp en las empresas
Básicos de gestión de un supermercado
Cliente satisfecho WhatsApp en las empresas Básicos de gestión de un supermercado
Estrategia de negocio / Posicionamiento
Proyectos / Comunicación
Gestión de negocio / Principios básicos



Focaliza tu empresa a las necesidades del cliente
Focaliza tu empresa: ventas y margen
Gran Consumo: Básicos de gestión económica del surtido
Focaliza tu empresa Focaliza, ventas y margen Gestión económica del surtido
Estrategia de negocio / Retail Estrategia de negocio / Retail Gestión de negocio / El surtido

Subida de tipos IVA. Objetivo: recaudar más

Ya no se puede parar, hay que recaudar más a futuro y ahora frenar los descensos de recaudación(1). Habrá subida del Impuesto sobre el Valor Añadido, lo que no está aún claramente expresado por nuestros gobernantes es si habrá:
  • Subida de tipos manteniendo el mix de productos actuales.
  • Mantenimiento de los tipos actuales cambiando el mix de productos.
  • Subida de tipos y cambio de mix de productos, pasando algunos de los de tipo superreducido (4%) a los de tipo general (18%) o a los de tipo reducido (8%).

Como de lo que se trata es de recaudar más y no de otras lindezas, lo lógico es que se centre la modificación en los tipos de IVA que afectan directamente al consumo cotidiano del hogar. En los artículos de consumo diario, en la cesta de la compra, es difícil el fraude aunque aún persiste algún reducto. No es lo mismo que en la prestación de servicios, especialmente los prestados por autónomos y pequeñas empresas, afectados por el tipo general del 18%, donde se producen grandes bolsa de fraude al tener un alto incentivo para su defraudación. Los tipos marginales altos alientan el fraude, pues algunos contribuyentes llegan a pensar que resulta confiscatorio, siendo alto el incentivo frente a la pena impuesta si "te cazan".

Para mí está claro. Habrá artículos de la cesta diaria que pasarán del superreducido (hoy 4%) al  reducido (hoy 8%), y del reducido al tipo general. Pero también hay que guardar las apariencias, y nos expresarán que los artículos no básicos (no alimentación) subirán el tipo hasta por ej. el 20%. Hay que tener en cuenta que mucha de la recaudación proviene de servicios prestados por entidades financieras y grandes empresas, donde el nivel de fraude es bajo, y éstos están afectados por el tipo general. También las ventas de automóviles, ropa, calzado, etc... soportan el tipo general y son de mayor valor que los artículos de la cesta de la compra.

Lo que está claro es que con esta medida de aumento de la recaudación indirecta se va a drenar capacidad de compra a los contribuyentes, clientes de nuestros establecimientos, y ello conllevará indudablemente unas menores ventas. Las ventas en el comercio minorista de disminuirán por dos vías:
  • En unos casos, los clientes dispondrán del mismo dinero en el hogar para comprar, pero pueden comprar menos artículos por la subida de precio que induce el impuesto. Las ventas netas, disminuyen.
  • En otros casos, los clientes querrán mantener la cantidad de artículos que compran, pero optarán por artículos de un precio más económico, bien de marca propia del establecimiento o de marcas de segundo nivel. Las ventas netas, también disminuyen.
Al final en el comercio habrá ganadores y perdedores. Las enseñas de low cost, de discount o de precios bajos se verán beneficiadas, y las que dicen apostar por el mercado de calidad, de las grandes marcas y precios más altos resultarán perdedoras. Lo cierto es que después de la puesta en marcha de la anterior subida de IVA en julio de 2010, el comercio minorista cambió la tendencia positiva que mostraba desde enero de 2009.

En julio de 2010 se produjo la anterior subida de tipos de IVA, pasando el reducido del 7% al 8% y el general del 16% al 18%. El objetivo era aumentar la recaudación en 5.150 millones de euros más entre 2010 y 2011 después de los descensos de recaudación con la crisis. También se detectaban importantes bolsas de fraude y hoy volvemos a la misma situación. Hay que aumentar a futuro la recaudación para cuando salgamos de la crisis, y ahora al menos no disminuirla (ver enlace de Gestha: "Impacto de crisis en la recaudación por IVA"). Se sigue aún echando de menos un plan real contra el fraude.

Puede ser de interés el enlace al post de mayo de 2010: "Impacto de los nuevos tipos de IVA:precios, márgenes y equilibrio de marcas"

(1) La recaudación acumulada hasta el mes de mayo arroja un saldo negativo respecto al año 2011 de 2.555 millones de euros (-10,1%)

Francisco Fernández Reguero 
http://about.me/FranciscoFernandezReguero

Si te gustó el artículo, ayúdame a distribuirlo

¿Quieres recibir los artículos en tu bandeja de entrada? Si, Suscríbeme

Publicar un comentario