Post destacados

Luchar contra Mercadona no es tu batalla
El uso de WhatsApp en las empresas
Básicos de gestión de un supermercado
Cliente satisfecho WhatsApp en las empresas Básicos de gestión de un supermercado
Estrategia de negocio / Posicionamiento
Proyectos / Comunicación
Gestión de negocio / Principios básicos



Focaliza tu empresa a las necesidades del cliente
Focaliza tu empresa: ventas y margen
Gran Consumo: Básicos de gestión económica del surtido
Focaliza tu empresa Focaliza, ventas y margen Gestión económica del surtido
Estrategia de negocio / Retail Estrategia de negocio / Retail Gestión de negocio / El surtido

El desplazamiento del eje europeo de Paris-Berlín a Londres-Berlín

12/02/2013 Economistas críticos
Fuente: www.abc.es

En la UE siempre “se hace historia”, como en esta última Cumbre que es la primera vez que los 27 rebajan el presupuesto comunitario. Se acabaron las épocas de gastos superfluos, dejando paso a una más estricta asignación de las partidas.
Los datos son contundentes: Reino Unido es el primer socio comercial de Alemania cuyo intercambio comercial ya supera los 153.000 millones de euros.
Gracias a Cameron, Merkel se ha salido con la suya, ya que el presupuesto europeo queda reducido en 34.000 millones de euros.
La primera pregunta que puede formularse es: ¿ha sido una victoria de Merkel respecto a Paris, o una derrota de Hollande frente al Ejecutivo alemán? Desde que Hollande y Merkel no están en la misma sintonía que la canciller tenía con Sarkozy, quién podía pensar que se apoyaría en el premier británico!!

Qué partidas afectará la reducción del presupuesto
La reducción del presupuesto europeo afectará fundamentalmente a infraestructuras (transporte, energía y telecomunicaciones), lo cual es especialmente grave toda vez que desde la Comisión se ha venido alertando sobre un déficit en la implementación en infraestructuras del Mercado Único Europeo (aspectos clave para la mejora de la competitividad de las economías europeas).
En menor medida, también se han reducido las partidas de competitividad, ciudadanía, exteriores y desarrollo, y administración. Aunque surge una novedad que teóricamente beneficia a España: 6.000 millones para la creación de empleo.
La obsesión por el presupuesto ha hecho pasar desapercibidas, o mejor dicho, inexistentes, debates sobre los temas profundos por los que atraviesa la UE: la recesión económica que no ha sido superada aún; no menos importante la crisis institucional del euro que ningún analista internacional que se precie, puede considerarla como superada; el altísimo nivel de paro a nivel europeo (25 millones) con especial virulencia en países como España que está en los 6 millones de parados.
Pero como venimos denunciando en artículos anteriores, la propia dinámica de la UE, requiere ahora de que el Europarlamento apruebe lo acordado por los 27. Hay que tener en cuenta las declaraciones recientes de su presidente Martin Schultz, quejándose sobre la falta de vocación europea por el crecimiento y la obsesión por la austeridad. Puede hacer uso de su derecho de veto y complicarse aún más la cosa.

La victoria de Cameron no es una victoria para la Europa del sur
Que Cameron se felicite de la victoria como prueba de que su estrategia directa respecto a Europa ha ido cobrando dividendos, debe ser un motivo de preocupación para la Europa del sur.
Es que el “viejo eje” franco alemán es mejor para la Europa Mediterránea que el “nuevo eje” anglo-germánico, porque Francia defiende las mismas posiciones que Italia y España, cuando ahora podemos enfrentarnos a una decidida y clara filosofía preeminentemente del norte y centro de Europa, claramente adversa a seguir “pagando facturas” de los países más expuestos. 
Y no sólo eso, el “nuevo eje” anglo-germánico va contra la salida de la crisis institucional europea: no puede existir más Europa y mayores competencias europeas si no existe mayor presupuesto europeo. 

Persiste aún una gran fragilidad en la construcción europea
Hay cosas que no se entienden y ponen en evidencia la fragilidad de la construcción europea, por ejemplo, que Cameron pretenda hacer un referéndum en 2017 para determinar si Reino Unido se queda o no finalmente en la UE, cuando los presupuestos que acaban de consensuarse en la Cumbre, llegan a 2020.
¿Qué hará entonces el gobierno británico si la voluntad de los ciudadanos es no permanecer en la UE? ¿Se está previendo una alternativa en Bruselas para que un socio de estas características, se salga del plato? ¿O es quizás que hay un “underground” (muy oculto aún) con las intenciones de Alemania y su núcleo duro, de no solamente marcar diferencias con la Europa de 2º velocidad, sino definitivamente construir una UE que prescinda de los países mediterráneos?
Lo que sí es cierto que por más que se ha cedido soberanía económica a Bruselas, en los hechos sigue existiendo y de manera preocupante, una unión que depende de las decisiones intergubernamentales de los acuerdos de socios, más que de la decisión política de Bruselas. Esto es lo que Cameron combate duramente, porque no quiere quedar entrampado en los vericuetos burocráticos de Bruselas, por eso defiende el funcionamiento de una Europa más parecida a una “cooperativa” económica que a una unión política.

La pobreza en el sur no ayuda a la cohesión económica y social europea
Si los países del sur son cada vez más pobres y tienen menos relación comercial con los del norte, entonces éstos tendrán menos motivos por los cuales luchar para mantener la Unión europea política y económicamente cohesionada.

¿Es factible una ruptura en bloque entre el norte y el sur?
De momento ya podemos ver dos grupos claros:
a) El que encabezan Reino Unido, Alemania, Holanda y países nórdicos.
b) El que constituyen Francia, Italia y España al que se les puede añadir Grecia y Portugal.
Lo que divide a estos dos grupos son sus datos de paro y sus intereses comunes en materia agropecuaria, aspectos que tienen mucha importancia a la hora de diseñar el presupuesto económico.
Por otro lado hay dos aspectos que debe mejorar la Unión europea:
1º- El hecho de que haya países con moneda común y otros que no la tengan, hace que países como Reino Unido(no pertenece al €) de la sensación que no pertenecen a la UE. No hay política monetaria común excepto para 17 estados de la Eurozona.
2º- El hecho de no tener un sistema fiscal armonizado hace que las empresas no sean igual de competitivas en un país que en otro. Realmente éste es un problema que se sufre dentro incluso, de cada uno de los países donde hay comunidades o regiones que aspiran a tener un sistema fiscal propio. 
Sin política monetaria y fiscal común, difícilmente se puede avanzar hacia una unión política mayor que permita tener un presupuesto más ambicioso para solucionar los problemas de paro y cohesión social

El diseño de un futuro europeo a partir de un presente convulso
Existe una jerarquía europea, no tanto en un sentido político sino en un sentido económico. La apuesta por el norte deja al sur ante un grave dilema, mucho más patente cuanta más sea la intención separatista anglosajona.
Si Cameron apuesta simplemente por un "cooperativismo" europeo, parece claro que los del arco sur podremos aún mediar en Europa. 
El momento actual requiere de la visión de auténticos líderes, a nivel europeo. Nos referimos en general, incluyendo al Reino Unido, que en momentos de crisis, quiere soltar vagones para seguir a su ritmo. 
Europa no debe subdividirse conceptualmente en función del parámetro economicista, porque la realidad europea está construida sobre un colectivo de europeos, no de fronteras, idiomas, infraestructuras, entidades financieras, partidos políticos.
La economía futurible que manifiesta (quizá como amenaza) Cameron, parte del egoísmo y no es lo que debemos defender en Europa. 
Si algo debemos aprender de la actual crisis mundial y europea es la gestión de la solidaridad intraeuropea y sus resultados. Si mañana mismo surgiera un líder sureño, casi apostólico, seguro que el eje sociopolítico bascularía. 
Utilizando esa visión geométrica o geográfica, lo conveniente no es un eje, sea este - oeste o norte - sur, sino un entramado, donde haya tantos ejes como enlaces (entes o estados) y donde el eje principal haya evolucionado a algo en tres dimensiones, al menos: dos dimensiones geográficas, naturales, y una tercera cultural y política, que traiga todo lo demás (más dimensiones, por ejemplo).
Europa no es solamente un gran mercado. Es mucho más que eso, porque la historia así lo evidencia.

@ECI2012
Miquel Mascort i Reig
Ramón Fraile Duque
Eduardo Rebollada Casado
Francisco Fernández Reguero
Rubén E. Bianco
José Luis Zunni

Si te gustó el artículo, ayúdame a distribuirlo

¿Quieres recibir los artículos en tu bandeja de entrada? Si, Suscríbeme

Publicar un comentario