Post destacados

Luchar contra Mercadona no es tu batalla
El uso de WhatsApp en las empresas
Básicos de gestión de un supermercado
Cliente satisfecho WhatsApp en las empresas Básicos de gestión de un supermercado
Estrategia de negocio / Posicionamiento
Proyectos / Comunicación
Gestión de negocio / Principios básicos



Focaliza tu empresa a las necesidades del cliente
Focaliza tu empresa: ventas y margen
Gran Consumo: Básicos de gestión económica del surtido
Focaliza tu empresa Focaliza, ventas y margen Gestión económica del surtido
Estrategia de negocio / Retail Estrategia de negocio / Retail Gestión de negocio / El surtido

Amazon, sigue la revolución en e-commerce

A la par que la tecnología se desarrolla, se crean nuevas herramientas y cuando se incorporan a la relación comercial que las empresas realizan con sus clientes ésta cambia o se amplía. Al final de lo que se trata es de acceder a los clientes en cualquier momento y por todos los canales disponibles en su quehacer diario. No se puede perder una oportunidad de venta

Antaño, para realizar las compras, se acudía a los mercados, mercadillos y plazas de abastos. Para vender en estos entornos, el trato con el cliente, el voceo y la calidad del producto eran los reclamos utilizados. Pasado el tiempo, empezamos a relacionarnos en establecimientos que reproducían este trato cercano, era la venta tradicional o asistida. Posteriormente, llegó el autoservicio y se inició una revolución en las formas de comunicarse con los clientes. 

Es en estos espacios Off, en los autoservicios o modernos supermercados e hipermercados o en las tiendas de los centros comerciales, donde nuevas tecnologías están cambiando los modos de comunicación. De simple cartel de la estantería, pasamos a pantallas táctiles que muestran las bondades de los productos o nos recomiendan otros complementarios, o bien se disponen pantallas que reproducen simplemente anuncios. Otros van más allá y nos hacen vivir experiencias únicas, como el vernos con una prenda de vestir sin haberla comprado aún, es la realidad virtual

Muchas de la herramientas de comunicación de este mundo Off, son implementadas con características similares en el mundo On. Pero no olvidemos que el comercio On y Off se dirigen al mismo cliente y sólo dependerá del desarrollo tecnológico de éste el que haya trasvases de consumo de uno a otro mundo. El tiempo, sin embargo para los que no creen en el e-commerce, juega a favor del mundo On, ya que las nuevas tecnologías cada vez se “aprenden” con una menor edad. 

Durante el último año, vimos como empresas especialmente inglesas lanzaban nuevos modos de venta On en espacios no habituales. Se montaron muros para realizar pedidos electrónicos y pantallas que simulaban lineales con el mismo fin en estaciones de metro o aeropuertos. Todos estos gadgets nacían con el mismo fin, aproximar la oferta comercial a los espacios de tránsito hacia el hogar de los potenciales clientes pensando siempre en reducirles el tiempo que destinaban a una labor ingrata, el desplazamiento a la tienda y la compra física. La verdad, es que poco sabemos de los resultados de estas herramientas que realmente parece que sólo produjeron ruido mediático mas que volumen de negocio.

Algunos operadores como Walmart en China han llegado a plantear hasta un plan de expansión de tiendas Off, pero donde no había productos, no había inventario y la inversión más importante era la tecnológica, pues eran totalmente virtuales. No tengo datos de su evolución. 

Siguiendo con esta línea futurista y en un mundo donde el On y el Off se entremezclan, con unos clientes adictos al showrooming o al webrooming como nos comenta Alicia Davara (aquí), nos llega esta nueva herramienta de Amazon sólo disponible aún para los smarphones de Apple en EE.UU. Amazon sueña con que todo el comercio esté disponible en su almacén o en sus tiendas recomendadas o marketplace y él convertirse en el operador global de referencia. Pienso que ni al mayor de los adictos al showrooming se le hubiese ocurrido algo parecido: pasar la pantalla del móvil por el lineal e ir recibiendo propuestas de Amazon con los precios en su web… menos mal que aún no es capaz de reconocer formatos, pero al tiempo. De seguir con el proyecto adelante, todavía faltan unos pocos años para que la herramienta llegue a nuestro mercado europeo. 
 

La verdad es que no veo a un cliente de supermercado utilizando esta herramienta masivamente en su compra para ver las diferencias de precio, pero sí puede ser de uso en productos de impulso no alimentarios. Bueno, una herramienta más en el mercado y el tiempo dirá si se extenderá su uso o acabará como otras herramientas en el cajón del olvido.

Si te gustó el artículo, ayúdame a distribuirlo

¿Quieres recibir los artículos en tu bandeja de entrada? Si, Suscríbeme

Publicar un comentario