Post destacados

Luchar contra Mercadona no es tu batalla
El uso de WhatsApp en las empresas
Básicos de gestión de un supermercado
Cliente satisfecho WhatsApp en las empresas Básicos de gestión de un supermercado
Estrategia de negocio / Posicionamiento
Proyectos / Comunicación
Gestión de negocio / Principios básicos



Focaliza tu empresa a las necesidades del cliente
Focaliza tu empresa: ventas y margen
Gran Consumo: Básicos de gestión económica del surtido
Focaliza tu empresa Focaliza, ventas y margen Gestión económica del surtido
Estrategia de negocio / Retail Estrategia de negocio / Retail Gestión de negocio / El surtido

Tristeza por el cierre de Hiper Cádiz

Hiper Cádiz, Hiperca, Superdiplo, Zona Franca Cádiz, Antonio Muñoz Vera, Hipersol, Supersol Zona Franca
Hay negocios que cuando cierran me producen una enorme tristeza, como es en este caso el Supersol de la Zona Franca de Cádiz, sobre todo cuando viene precedido de una serie de malas decisiones de explotación que le hicieron perder su identidad. Y si a esto le añadimos los cambios que acaecieron en las vías de comunicación de entrada y salida al establecimiento, tenemos un cóctel perfecto para la muerte de un negocio.

Conocí Hiper Cádiz casi desde su nacimiento, desde que lo adquirió la empresa sevillana Supercash Muñoz S.A. En los inicios de los ‘80, Supercash Muñoz era una de las mayores empresas mayoristas de cash & carry de Sevilla, con una facturación de unos 6.000 millones de pesetas. Sus competidores más relevantes en la capital sevillana eran Cash Lazo y Barea. Estábamos en los años del boom del formato de cash & carry.

El alma mater del negocio era Antonio Muñoz Vera, un emprendedor nato, inquieto y con una visión de negocio fuera de lo común. Esto le llevó a probar fortuna en Huelva con otro cash y en Cádiz con Hiper Cádiz, además de alguna ubicación más que ya no recuerdo. Estos nuevos establecimiento utilizaban de plataforma central el almacén de la Ctra. Amarilla donde se encontraban el cash y las oficinas centrales del grupo.

Recuerdo como si fuera ayer, como Antonio Muñoz Vera nos explicaba antes de nuestras reuniones regionales los nuevos programas y listados que estaban “fabricando” para controlar el negocio. Su visión de control siempre fue más comercial que financiera o contable, aunque estaban totalmente relacionadas en nuestro sector, pues lo que se trataba era de acelerar la rotación de productos para mejorar la financiación de los proveedores. Para manejar esto en los años ‘80 no había aún buenas herramientas y los desarrollos de software eran aún incipientes.

Cuando Antonio Muñoz puso en marcha Hiper Cádiz, fuimos invitados a celebrar allí nuestra reunión mensual de Centra Andalucía. Visitamos la tienda y nos presentaron a Juan Bueno, que posteriormente tendría una larga trayectoria en la propia compañía y en las posteriores que le sucedieron. Recuerdo de la reunión, la sala de juntas de la planta superior y la comida en el Ventorrillo del Chato.

Hacia 1.985 Super Cash Muñoz empezó a tener graves problemas de tesorería. Difícil fue precisar si los problemas provenían de una falta manifiesta de rentabilidad o de un déficit de financiación para la política de crecimiento puesta en marcha. Desde la dirección general de Centra Socc. Coop. se propuso a los asociados de Andalucía la necesidad de acudir a rescatar la empresa, pues era un mal precedente para la imagen del pago centralizado y había un alto volumen de negocio que teníamos que intentar salvar.

Desde la central de la cooperativa se diseñó un rescate financiero, basado en un aplazamiento de la deuda con proveedores y la continuidad de la empresa explotando sus activos con una nueva sociedad llamada Andisa. Parecía un plan perfecto, salvar el negocio, no perder el volumen de negocio que indirectamente nos beneficiaba a todos (mayor volumen concentrado, mayores rápeles) y tener una participación en un negocio importante.

Por estas fechas, no recuerdo exactamente, y con motivo de solventar un vencimiento de pago centralizado se decidió vender Hiper Cádiz a Acadisa (familia Acosta de Algeciras). Pero como suele ocurrir cuando vendes un buen activo, al poco tiempo Andisa estaba en peor situación aún por la pérdida de financiación operativa y va abocada a una suspensión de pagos.

Antonio Muñoz y parte de su equipo, se trasladó a Cádiz e inició junto con los nuevos propietarios la explotación de Hiper Cádiz. Antonio, como dije, para mí fue un visionario del negocio y empezó a llenar Cádiz de establecimientos…

Bueno hasta aquí os conté el nacimiento y desarrollo de Hiperca, luego saldría de su accionariado Acadisa, más tarde se vendió a Vista Capital y otros y de ahí el nacimiento de Superdiplo S.A., la venta a Ahold, la entrada de Permira y su transformación en Dinosol, y hasta hoy que toma la decisión de cerrar este establecimiento emblemático Supersol Spain S.L.

Mientras Hiper Cádiz fue el hipermercado de referencia de Cádiz, bien con ese rótulo o con el de Hiperdino o el de Hipersol en la época de Ahold, y había facilidad de acceso, el negocio fue rentable. El cambio en las vías de acceso, pese a la importante inversión de remodelación que realizó Ahold, quizá fuera la puntilla para que el establecimiento no dejase de perder clientes y si a esto unimos un cierto desposicionamiento de precios respecto de los operadores líderes… lo lleva al cierre. 

La vida empresarial suele depararnos bastantes sinsabores, pero son sólo los emprendedores que perseveran, los que están dispuestos a saltar por encima de los obstáculos, los que tarde o temprano alcanzan el éxito.

Puede ser de interés la lectura de estos dos artículos de la prensa local (aquí y aquí).

Si te gustó el artículo, ayúdame a distribuirlo

¿Quieres recibir los artículos en tu bandeja de entrada? Si, Suscríbeme

Publicar un comentario