Post destacados

Luchar contra Mercadona no es tu batalla
El uso de WhatsApp en las empresas
Básicos de gestión de un supermercado
Cliente satisfecho WhatsApp en las empresas Básicos de gestión de un supermercado
Estrategia de negocio / Posicionamiento
Proyectos / Comunicación
Gestión de negocio / Principios básicos



Focaliza tu empresa a las necesidades del cliente
Focaliza tu empresa: ventas y margen
Gran Consumo: Básicos de gestión económica del surtido
Focaliza tu empresa Focaliza, ventas y margen Gestión económica del surtido
Estrategia de negocio / Retail Estrategia de negocio / Retail Gestión de negocio / El surtido

Preparación de pedidos: ON y OFF mejor disociados

palés frente a cajones de preparación e-commerce
Las mejores plataformas de suministro creadas para atender la demanda de las tiendas físicas no son útiles para la preparación de pedidos para clientes de e-commerce. Pasamos de preparar pedidos en cajas, retráctiles, box y palés a pedidos en unidades de consumo final. Da igual que hablemos de procesos automatizados como de carácter manual. Esto afecta no sólo a las áreas de preparación de pedidos y expediciones, sino también a los formatos en que se recepcionan los productos. 


En este artículo hablaré de producto y embalaje.

En e-commerce, puede minimizarse el coste de los embalajes en mayor medida que en la distribución tradicional, ya que no es necesario que el proveedor realice un gran derroche sobre el envoltorio y caja de expedición para transporte, pues lo relevante es el producto o dosis destinada al consumo final. Así que en lugar de utilizar por ej. cajas normalizadas de 24 unds. y agruparse éstas en palés de expedición, podría trabajarse directamente con las unds. de consumo final sobre el palé con etiquetas con código GS1-128. Bueno, dependerá bastante de la tipología de producto y del volumen de ventas de nuestra tienda online. Igualmente, esto ocurre en las tiendas físicas con los box o medios palés que se insertan directamente en el lineal, pero todo depende del volumen de ventas.

Al final, de lo que se trata, es de provocar ahorros en el embalaje y la manipulación de los productos y de que estos reviertan en el coste total. Tenemos que ampliar la visión de coste, no sólo se trata de coste de compra, sino de coste de toda la cadena de valor. Cada tipología de negocio -online u offline- tiene un agregado de costes distinto, siendo necesario que el distribuidor abra la negociación con todas las partes implicadas, desde el proveedor hasta el transporte que lo acerca al cliente final. Hay que tener una visión del coste total de cada producto y no guiarnos exclusivamente por el precio de adquisición unitario.

Los distribuidores dedicados exclusivamente a la venta al cliente finalista, igualmente, podrían obtener los beneficios del anonimato de los embalajes, aunque en menor medida, ya que la dispersión de puntos de venta y bajos volúmenes de ventas de su surtido no les ayuda a desprenderse de las cajas de expedición normalizadas del fabricante y pasar a palé o box directo al lineal. Los operadores que en mayor medida utilizan esta opción son los discounters y Mercadona, sólo basta ver la implantación de sus tiendas. El resto de operadores de supermercados, utilizan estos formatos de volumen en celulosa, refrescos, pastas, cereales, arroces, aceites, etc…, pero sólo con las marcas de mayor rotación.

Los distribuidores dedicados a la venta mayorista, ya sea cash and carry o distribución tradicional, necesitan en cierta medida la comunicación que establece el embalaje y las unidades de su agrupación, al ir destinados a intermediarios de escaso volumen que lo aproximan al consumidor final.

Los operadores omnicanal tienen un verdadero problema, ya que esto trastoca totalmente los sistemas de recepción de mercancías y preparación de pedidos en las plataformas, provocando una difícil convivencia en las mismas. Por ello, muchos operadores con base de negocio físico preparan pedidos en sus propias tiendas, y esto provoca altos costes de manipulación. La solución a los costes de manipulación, se encuentra en la especialización de las plataformas, según el destinatario de los envíos o en la puesta en marcha de áreas de trabajo diferenciadas dentro de los almacenes.

De cualquier forma, dependiendo del sector donde se desarrolle el negocio omnicanal podría haber productos comunes y áreas de preparación compartidas que es importantísimo identificar, si se trabaja bajo una misma plataforma.


PD.- Dejo para otro artículo profundizar en los modos de preparación de pedidos, los recorridos y los procesos que la optimizan.


Si te gustó el artículo, ayúdame a distribuirlo

¿Quieres recibir los artículos en tu bandeja de entrada? Si, Suscríbeme

Publicar un comentario